La "arquitecta" del atelier

Aún conservo mi primer diseño. Un maravilloso juego de volúmenes de color berenjena que marcó un antes y un después en mi carrera profesional. Gracias a su éxito, tuve que realizar más unidades por encargo y me permití el lujo de retirarlo de la venta.

 

Soy arquitecta urbanista de profesión pero siempre me ha apasionado el mundo de la moda y la sombrerería. Hace algunos años, la industria de la arquitectura sufrió un cambio dramático que hizo que muchos profesionales decidiéramos buscar alternativas en paralelo a nuestra profesión para canalizar nuestra creatividad. Para mi, fue el momento de perfecto de unir mis dos grandes pasiones. Sigo sentándome en una mesa a dibujar y diseñar, pero además de ciudades, ahora también hago bocetos de sombreros y tocados.

 

Decidí compaginar mi creatividad con una intensa formación en Protocolo y Asesoría de Imagen en la Escuela Internacional de Protocolo, un máster en Comunicación y Protocolo y formación en sombrerería. Tome la decisión de crear mi propia firma cuando me presente a un concurso organizado por la Fundación Adolfo Domínguez. Gracias a la beca que me otorgaron, pude exponer mis diseños en la Flagship-Store situada en la calle Serrano de Madrid. La respuesta del público fue tan positiva que acto seguido decidí hacer oficial la marca dmaniq en un evento celebrado en el Parador de Cádiz hace ya cuatro años.

 

Mis diseños se caracterizan por su luminosidad y  me gusta presumir de la influencia fundamental que el Sur, mi tierra,  ejerce en mi trabajo. Sea cual sea tu estilo, atrevido o tradicional, mi principal objetivo es hacer que te sientas especial y que brilles con luz propia.

 

Carmen